viernes, 9 de marzo de 2007

Sic

Un amigo [al que envío un saludo desde aquí] me escribe: "Lo cierto es que cada día soy más excéptico". Releo la frase con expectación: o sea, ¿que está a punto de abrazar la fe? Sí, sí, ya sé que sólo fue un lapsus, pero comparándolo con los de Zapatero, convengamos que hay lapsus muy tristes y lapsus esperanzadores.

1 comentario:

C.B. dijo...

Tristes los lapsus, la ceguera, el encono... Ver, si se tienen ánimos y estómago, en el blog de pepiño ("elcuadernodepepeblanco.blogspot.com") la entrada "No es suyo, es de todos", donde "suyo" es igual a "de los fascistas", y "de todos" es igual a "de los socialistas y majetes afines". Los comentarios, tipo "hay que pararlos", "van a gastar las calles, que envíen a las fuerzas de seguridad" y otros que hago como que no he visto, mejor evitarlos para no sumirse en la desesperanza.