jueves, 21 de mayo de 2009

Tratado sobre microliteratura

Cortesía viene de corto.

7 comentarios:

Enrique Baltanás dijo...

Brevial, digo genial.
Enhorabuena por la elogiosa reseña que te dedica García Martín hoy en La Nueva España: lo que ha llovido empapa, incluso a los que nada quieren saber del Papa.
Ah, y por la introducción a la antología de Pedro Sevilla: esa introducción también es antológica.

AnaCó dijo...

Acabo de leer la crítica...:O (aunque no me sorprende)¡Enhorabuena, Enrique! Diles a los de Númenor que manden ejemplares al norte, que yo quiero ser uno de esos 500 privilegiados.

A Día De Hoy dijo...

Me sumo a las enhorabuenas por el "liblog" y por la crítica de La Nueva España.
Por otra parte: de la cortesía y de lo corto, que es síntoma de largueza y generosidad.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Qué corto has estado hoy, quiero decir, qué cortés.
Ya se sabe aquello de lo bueno, si breve... cortés.
Un abrazo.

carmen dijo...

Si, en las distancias cortas en donde mas falta hace.

Enhorabuena por tu libro, esa si que es una obra compartida desde el primer momento.

E. G-Máiquez dijo...

Así da gusto madrugar, Enrique. Muchas gracias por el aviso, tan dulce.

Y al resto.

CB dijo...

"admiración y sonrisa": Lo clava. Y tres veces tres "prodigio": el que nos sorprende en cada página, el prodigio de observación y gracia, y el prodigioso arsenal de citas tan personales (¡Bravo por esa selección que es un acto de creación! Guárdatelo para aquél-aquella ingrato-a).
Y el mejor argumento a favor del "funcionamiento" como libro es justo ése: que libros así se pueden dejar en herencia.
Me empieza a caer muy bien G.Martín...y perdón por la descortosía.