domingo, 3 de mayo de 2009

Última tarde con estereoscópica

Sé que la intervención quirúrgica no será para tanto (ni para tuerto), pero mi amor a los ritos me tiene aquí planeando la tarde muy cuidadosamente, por si es la última con visión estereoscópica. Iré, para empezar, al Prado, roca española, a rendir honores al Greco y a Velázquez. Luego al Reina Sofía, a la librería, claro. Como es sobrenatural, iré a misa y miraré con intensa emoción cuando alcen la Forma consagrada. Después, ya al borde del día, entraré en un cine: Ponyo y el acantilado es la película escogida. Cuando vuelva a casa (de mi suegra), ya por la noche, intentaré contemplar a Leonor a la luz de la luna. Y si Madrid no permite esos lujos agropecuarios, la contemplaré a la luz de las lunas de los escaparates, sonriente y azul, en su ambiente.

17 comentarios:

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Tal y como lo planteas, dan ganas de operarse cada dos días, para gozar de unas vísperas así.
Un abrazo y que todo vaya bien.

Carlos RM dijo...

Que vaya muy bien esa operación: ¡hay tanto que ver! Ánimo.

Enrique Baltanás dijo...

Todos te deseamos lo mejor para ti, que sólo Dios sabe lo que es.
Pero me da a mí que Santa Lucía, al menos en esta ocasión, va a tener una pequeña charla con el buen Dios.

Jesús Aparicio González dijo...

Quien hizo la luz y toda la hermosura del mundo, velará por tus ojos. Ya lo veras, ánimo.

Ángel Ruiz dijo...

Grandes cosas que ver hoy: y me acordaré mañana.

Isabel Riñón dijo...

Que salga todo muy bien. Conque saliera la operación proporcional a la preparación bastaría para no perderte de vista.

Un rezo p'a ese ojo.

Lord Andros dijo...

Enrique, seguro que la operación sale estupendamente y podrás seguir deleitandonos con tus sublimes entradas.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Suerte, Enrique. Sé que vas bien pertrechado. Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Que todo vaya bien.

Un abrazo.

CB dijo...

Por aquí también contigo. Ánimo y muchos besos, Enrique.

E. G-Máiquez dijo...

Vaya, muchísimas gracias a todos. Y eso que la cosa no es para tanto, ni muchísimo menos. Me pongo a pensar en lo que me mimariáis si la cosa fuera grave, y no diré que me entren ganas, pero casi.

Abrazo grande,

Enrique

julio martínez mesanza dijo...

Un abrazo, Enrique.

Nodisparenalpianista dijo...

Buen plan para repetir en cuanto te dejen de tocar las córneas. Ánimo y fuerza.

MABS dijo...

No se te ocurra estornudar en mitad de la intervención. Este sí que es un buen consejo. Ea, que te vaya bien.

ÁLVARO REAL dijo...

Ánimo con esa operación y un fuerte abrazo. Tu mirada de la realidad siempre merece la pena, aún en momentos tan complicados como los previos a una operación.

Es un gusto el leerte.

AFD dijo...

Que salgas con el mismo bien que entras.

Saludos

AFD

Juan Ignacio dijo...

Esta entrada es genial y me alegro, como supe antes, que todo salió muy bien.
Saludos.