jueves, 29 de junio de 2006

España eliminada

Y no se trata de fútbol. Ojalá.

9 comentarios:

Inma dijo...

El “problema de España” para Ortega y Gasset, era un problema de COMPETENCIA y en palabras proféticas y sumamente actuales dice

«España es una cosa que hay que hacer. Y es una cosa muy difícil de hacer. Ya es difícil querer hacerla; pero, aún logrado esto, queda íntegra la suprema dificultad: SABER HACERLA» (O.C, p. 229).

El problema de España no es sólo un problema de voluntad (generación del 98) sino de competencia (generación del 14). Sólo que Ortega tampoco ve que su generación tenga esa competencia y aspira a ponerla en manos de otra.
«Una nueva España sólo es posible si se unen estos dos términos: democracia y competencia. La instauración de la democracia SÓLO es posible en España mediante la REVOLUCIÓN DE LA COMPETENCIA».

Arp dijo...

El disgusto por el fútbol se pasa en un día, pero el problema es que no podemos librarnos de un presidente felón, porque eso es, y con esto mando a la mierda el buenrollismo, que estoy harto de intentar comprender este cáncer que nos ha caído.
Ahora caigo en la cuenta de que lo que ZP está haciendo se ajusta bien a esa expresión de 'matar a un cerdo a besos': el problema es que no se mata a un cerdo a besos, se llena uno de mierda (en el mejor de los casos).
EL blog de Rayos y truenos como aliviadero.

E. G-Máiquez dijo...

A diferencia de Arp, a quien se le entiende todo, esta vez Inma no cojo lo que nos quieres decir. Y lo siento, porque me interesa mucho tu opinión, siempre tan sensata. Consultaré a nuestro Ortega, pero no me extrañaría que lo que defienda sea una pura eficacia europeizante, que está muy bien, pero que aquí conocemos desde la tecnocracia. Lo que pasa en España, tal y como yo la veo ahora, tiene que ver con un problema, sí, de voluntad. La firme voluntad de los que la quieren destruir (para repartise su túnica o jugársela a los dados) y la falta de voluntad del pueblo español para defenderla. El problema esencial de la democracia, que es el gobierno por la voluntad popular, ocurre cuando el pueblo no tiene deseos de gobernar, que es una ardua responsabilidad. Igual que un rey que no reina, como un periodista que no dice la verdad, como un profesor que no enseña...

AnaCó dijo...

Nadie defiende a quien no quiere. Más que de voluntad pienso que es un problema de piedad. De ser la madre patria,ha pasado a ser progenitor B.

E. G-Máiquez dijo...

Lo breve dos veces bueno, AnaCó: 1) se defiende lo que se quiere y 2) progenitor B

Con tu permiso, usaré las dos cosas.

AnaCó dijo...

Y sin permiso...

Inma dijo...

Enrique, reconozco que no he sido muy clara. Escribí con cierta prisa...Espero saber excplicarme:

Traje la cita de Ortega como ironía.
El discurso de nuestro presidente ZP está plagado -además de retórica cursi- de sospechosas "bienintencionadas" frases tales como "Quiero hacer...", "Haré lo posible...", "Mi intención es..."
Como si su voluntad fuera principio absoluto que hace de todas sus actuaciones "buenas acciones". De nada sirve la VOLUNTAD, creo, si no está en manos de personas CAPACES, COMPETENTES...Con esto quiero decir que, de nada me sirve que ZP diga que tiene las mejores intenciones, porque no apuesto un duro por su valía, por su competencia.
Una amiga un día me dijo que no le parecía mal Zapatero, porque creía que tenía buenas intenciones...


Tienes mucha razón al decir que el máximo problema es que el pueblo "no tenga ganas" de gobernar, que no asuma su responsabilidad...
El pueblo cree que todo seguirá funcionando por "inercia"..., lo que indica que el pueblo tampoco es "competente"...

E. G-Máiquez dijo...

Se me escapó tu ironía, Inma. Te agradezco muchísimo la paciencia conmigo y la explicación, tan nítida. Y me alegra que pensemos igual en esto.

Inma dijo...

Es de agradecer tu amabilidad, Enrique...Paciencia la tuya, que sé que no me expliqué en mi primer comentario.