domingo, 18 de junio de 2006

Fun & Beauty

Si yo fuera aficionado, me tatuaba sin pensarlo dos veces esta frase de Hilarie Belloc. Como no, me la grabo a fuego en la memoria:
We hobble through this difficult world with the aid of two crutches: Fun & Beauty.
[Unamuno pensaba que no era necesario traducir de los idiomas que se estudiaban en el bachillerato. Como soy profesor de instituto, no comparto el optimismo del Rector de Salamanca y ofrezco una versión de la frase de Belloc: "Renqueamos a través de este mundo complicado con la ayuda de dos muletas: la diversión y la belleza".]

9 comentarios:

Bukowski dijo...

Estupenda frase. Me la apunto también. Como tú mismo dijiste de no recuerdo qué escritor, "that's me!".

Rocio Arana dijo...

Veo que sigues en forma. Me ha parecido simpática la entrada, porque me recuerda a esa tienda que tanto frecuentan mis primas: fun&basics. Si yo tuviera alguna vez una tienda, (que no la tendré), la llamaría Libros&Barras de labios, y vendería exactamente éso.

Mora-Fandos dijo...

Muy buena traducción, y me quedo con la frase. Además de ser una muleta, la belleza es el brillo que nos empujó a cogerla e ir en su busca.

AnaCó dijo...

¡También yo me la tatúo en la memoria!
Gracias por sacarla.

pedro blanes dijo...

¿No es mucho más corta la muleta de diversión que la de la belleza?

E. G-Máiquez dijo...

No.

E. G-Máiquez dijo...

Pedro, no quiero parecer cortante, así que me explicaré. Más que muletas son zancos, y la diversión es igual de larga que la belleza porque no es más que la felicidad en mono de trabajo.
Uno podría decir que la belleza y la diversión coinciden en la gracia, y efectivamente la gracia es cuando uno consigue avanzar con sus muletas o sus zancos como si bailase.

AnaCó dijo...

"La felicidad en mono de trabajo"...¿por qué relacionas diversión y trabajo? Es un planteamiento muy poco difundido...

E. G-Máiquez dijo...

Vaya pregunta, AnaCó. Cometí esa frase para resaltar dos cosas: que la diversión (en su mejor sentido) es la felicidad pero en humilde y, además, que la diversión es muy activa mientras que la felicidad parece que viene dada, que es pasiva, que se tiene y ya. Veo que tú has captado un matiz de mi subconsciente que yo no había tenido en cuenta: el trabajo es diversión. En realidad, no es nada nuevo: ya Baudelaire lo dijo aquí en mi blogg hace unos días ("trabajar es menos aburrido...") y hoy lo decía J.R.J. en el tuyo de la mano de Inma: "el trabajo gustoso"...