domingo, 11 de marzo de 2012

Quevedo flamenco


Sí… Ya… La vida es un soplo.
Pero un soplo que no apaga 
esta llamita en nosotros.

7 comentarios:

enrique baltanás dijo...

O quizá también:

Sí.. Ya.. La vida es un soplo.
Pero un soplo que no apaga
esa llamita en nosotros.

Enrique García-Máiquez dijo...

Gracias, maestro. Acepto todas las mejoras. Solamente el "esa", que convierte la copla en más espiritual y genérica, lo dejo "esta", que me parece que subraya más su carácter de copla amorosa y le da más intimidad al "nosotros". Es un matiz. Magníficas correcciones.

Ununcuadio Uuq dijo...

Hola!!! Ya que es un admirador de Chesterton, quería pedirle que me recomendara un libro. He leído Manalive y La esfera y la cruz.
Gracias!!!

Anónimo dijo...

Sí… Ya… La vida es un soplo.
Pero un soplo que ha encendido esta llama de nosotros.

Anónimo dijo...

Ole

Anónimo dijo...

"Esta", cálida, cercana, cordial, acogedora, que involucra al "nosotros", al encuentro, a la humana cercanía, más propiciada por el diminutivo de la llamita, tan hondo, como si fuera a apagarse y necesitáramos preservarla, me parece, como al autor, mejor que "esa", más distante, lejana, volátil, desconfiada...

Enrique García-Máiquez dijo...

Los que has leído están muy bien. Yo creo que el prioritario es Ortodoxia, puestos a elegir.

Gracias al olé, a la variante agradecida de la copla y al anónimo que me reafirma en mi "esta". Casi sospecho que el "esa" fue una puerta abierta que me dejó Baltanás para que pudiese poner algo de mi parte a sus espléndidas correcciones.