lunes, 26 de agosto de 2013

Descompensación


Hay quienes se consideran muy conocidos porque les conoce todo el mundo... que ellos conocen. Esto, en la vida social, tiene gracia y puede ser un consuelo o incluso un motivo de orgullo no muy legítimo, pero no más falso que otros menos simpáticos. En la vida literaria es igual de común, pero ya no tiene gracia.