viernes, 11 de julio de 2014

Gastroscopias


La primera fue regular. Me habían dicho: "No comas nada en 12 horas" y yo entendí: "No comas nada desde las 12", con lo que me planté allí dos horas y medias después de darme un lunch como God manda. Arcadas aparte, me llevé, además de un diagnóstico de hernia de hiato —propia de un poeta, que si fuésemos músicos, Abel dixit, tendríamos hernia de disco—, la inquietante sensación de ser muy hueco por dentro. Me entraron metros de manguera. 

La segunda me la hicieron anestesiado y yo no recuerdo nada. Pero cuando llegó el informe decía que no habían podido tomar ninguna muestra por la feroz resistencia del anestesiado. 

A las 9, tengo la tercera. 


8 comentarios:

Gonzalo García Yangüela dijo...

Vaya, pues que vaya (haya ido) todo bien.
Es lo que tiene la edad... Los achaques propios...

Enrique García-Máiquez dijo...

Sigo en la sala de espera.

Anónimo dijo...

Mucho animo. Que vaya bien todo. Y disculpa la falta de acentos, que no me los acepta. Como tu hiato, la sonda... BB

Enrique García-Máiquez dijo...

Todo ha ido muy bien, BB, gracias. Pero aunque me hubiese ido mal, le habría visto la gracia a tu broma de la sonda. Para los que no tengan el dato, BB es marino de guerra.

Ignacio Trujillo dijo...

Vaya, que te mejores... Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hombre, bienvenido al club. A mí me hacen colonoscopias desde hace más de 15 años, y durante unos cuantos (últimamente ya no) seguidas inmediatamente de gastroscopias, y sin anestesia, que nunca he necesitado. Pero en fin,cá uno es cá uno. Cuestión de paciencia, y de un poco de estoicismo, que frente a estas pequeñas pejigueras nunca viene mal. Y enhorabuena por lo de que "todo haya ido muy bien"; estoy seguro de que así es, y seguirá siendo, que usté lo vale.

DAL dijo...

Vaya, espero que las ingestas madrileñas no hayan tenido nada que ver. Que te mejores.

Jesús Rodríguez Arias dijo...

¡Bienvenido al club, mi querido amigo! Yo no sé ni cuantas me he hecho en estos últimos quince años. En septiembre tengo otra de revisión después de la delicada operación que me practicaron en el mes de abril. ¡Mucho ánimo! Rezo por ti. Un fuerte abrazo.