domingo, 2 de septiembre de 2007

Verano

Las lecturas son múltiples o, poniéndonos geómetras, poliédricas. El sonetín "Verano" de Manuel Machado da, quién lo diría, para mucho. La virguería métrica es evidente y todos la admiramos un montón; Javier Salvago, además, fue capaz de emularla. Vicente Sabido en su espléndido ensayo sobre el haiku en Manuel Machado, recogido en La lluvia de Cartago, acierta al ver que fue aquí donde más cerca estuvo del espíritu descriptivo de la estrofa japonesa, mucho más que en lo que él llamo haiku con un exceso de optimismo y despiste. Y hoy a mí, por una hipálage melancólica, eso de la paleta completa me suena a vacaciones completadas.
Frutales
cargados.
Dorados
trigales...

Cristales
ahumados.
Quemados
jarales...

Umbría
sequía,
solano...

Paleta
completa:
verano.

14 comentarios:

Enrique Baltanás dijo...

Lo de llamar sonetín al sonetillo es todo un hallazago.

Anónimo dijo...

En mi caso, no es ánimo de taparme, escribo como anónimo por ignorancia internética (no sé cómo se pone un nombre en el encabezamiento), pero siempre firmo con mis inciales, que espero se recuerden. Por si acaso, un recordatorio: EFB es (soy) Enrique Fernández de Bobadilla.
El que no he entendido es el anónimo de ayer sobre "Biviana" y el "lío de los Enriques" ¿Se refería a mí?
EFB

E. G-Máiquez dijo...

Tus iniciales EFB, acompañadas del amable "tocayo" con el que encabezas tus comentarios, son inconfundibles. Tanto que el tapado anónimo también te identificó. No tendría que haber autorizado el comentario, la verdad, pero es que la v me hizo (relativa) gracia y como sé que a Bibiana estas cosas plim...

Counter-Revolutionary dijo...

Aun saltándome el tema del post, te quería invitar, Enrique, a ti y a quien leyera esto, a visitar mi blog, que ya está en funcionamiento. Ya tiene dos entradas, hoy incluiré la tercera. Espero que a quien lo lea le guste.

Manupé dijo...

He decidio fundar la ONG: "Nivea para todos", vista la cantidad de cremita y besitos que se dan desde MACANCOA.
¿No ha terminado el veraneo?.
Abrazos y/o besitos.

Juan Manuel Macías dijo...

Siempre me gustó esta pequeña gran perla de M.M. Y sí, es verdad, recupera con creces el espíritu del haiku. Además me recuerda con nostalgia a ese tercer año de carrera en que dos amigos y servidor nos dedicamos a hacer sonetos con versos de una sílaba. Casi nos acercamos al centenar. Los había para todos los gustos: amorosos, metafísicos, históricos... Hombre, algunos estaban curiosos, pero no acabamos en el psiquiatra de milagro.

Rocío Arana dijo...

Qué bueno...! Tengo que redescubrir a Manuel Machado ("ah, pero Manuel tenía un hermano?") ¿Por dónde empiezo?

Carlos RM dijo...

No es por presionarte, pero que sepas que nos hemos dado cuenta de que hoy no "nos" has escrito nada...

Anónimo dijo...

Sguero que alguien, en este interesante blog, lance algún sonetín o sentillo de otoño, primavera o invierno... Como en el caso de EFB el anónimo en mi caso no es tapado alguno, sino también ignorancia internética

Anónimo dijo...

Y pido disculpas por la cantidad de faltas en el comentario anterior, dado que esto de participar en un blog es nuevo para mí y aún no estoy familiarizado.

E. G-Máiquez dijo...

Las faltas aquí no cuentan, porque esto es una tertulia de amigos donde todos escribimos rápido. No te preocupes. En cambio, sí tendrías que disculparte por el guante que nos lanzas con lo del sonetillo, como si eso se puediese hacer en un momentillo...

Anónimo dijo...

Cierto. En un momentillo no. Pero a lo mejor si nos juntamos siete a dos versos cada uno sale un buen sonetillo al otoño, o por lo menos divertido...

Acera
mojada.

Agradezco la amable respuesta a este principiante en esto de los blogs

Luis dijo...

Navegando desde esta entrada soneto derivé a este otro, que aunque no se refiera a las estaciones algo que ver si que tiene con el tiempo. Y que además bien pudiera haber sido escrito por Enrique a su musa.

Es de un poeta mexicano, veracruzano. José Antonio Muñoz
"Descanso dominical".
Dice: "Ciertas damas son jueves,/ otras viernes y lunes,/ mas todas son comunes:/ ya largas o ya breves./ Menos tú, que me mueves,/ a cantar, que desunes/ mi fastidio, del lunes,/ mi cansancio, del jueves./ Aquí, donde me extingo,/ aquí, donde me canso,/ de todas te distingo;/ pues tú, que eres remanso,/ como el día domingo/ me sirves de descanso".

Y ya puestos llegué a este otro poema de otro poeta mexicano. D. Celedonio Junco de la Vega

"A un pajarillo". Dice: "Canoro:/ te alejas/ de rejas/ de oro./ Y al coro/ le dejas/ las quejas/ y el lloro./ Que vibre/ ya libre/ tu acento,/ Las alas/ son galas/ del viento."

En fin no nos demos a la macancoa, qué aún es verano y la astenia otoñal no tiene razón de ser.

E. G-Máiquez dijo...

Qué bien, Luis. Le paso el poema de los días de la semana a Antonio Moreno, especialista en versos del domingo.

Y el sonetín de Celedonio me parece muy bueno, sobre todo los emocionantes tercetos.

Y anónimo, no creo que seamos capaces de sacar el sonetín otoñal adelante. La poesía a siete manos es imposible, digo yo. Además la entrada se va quedando atrás y y en unos días aquí no entra ni el Tato. Espero que la aportación de Junco de la Vega le sirva de consuelo.