miércoles, 27 de enero de 2016

La Andalucía inglesa


Cumpliendo estrictamente las instrucciones médicas, no le dije a la madre, lo valiente que había sido su hijo. Había tenido una caída espectacular del patinete, de la que no me explicó cómo se levantó tan campante, sin haberse roto ni las gafas ni los huesos. Me limité a exclamar para mis adentros: "¡Qué jardazo!"

Y entonces me enredé con la etimología. ¿El andalucismo 'jardazo' no vendrá de 'hard', por la dureza del golpe? Ya sabemos que la Baja Andalucía tiene un puntito de inglesa.



5 comentarios:

El lejano dijo...

La realidad parece un poco más prosaica:


jardazo
De jarda.
1. m. And. Golpe del cuerpo al caer pesadamente a tierra.

jarda
1. f. And. harda2.

harda2
De farda2.
1. f. And. costal (saco).

farda2
Etim. disc.
1. f. Bulto o lío de ropa.

(DRAE)

Enrique García-Máiquez dijo...

O no. Es maravillosa la realidad. Porque en un jardazo cae una efectivamente como un saco o un bulto al suelo, así el mismo golpe, el mismo sonido. Yo me quedé (cuando lo miré) en el golpe y ya, y en el costal, pero ahora he releído, gracias a ti, y he visto.

Anónimo dijo...

La palabra candié parece inequívocamente inglesa (dulce huevo). Es una yema de huevo a la que dentro de una taza se le incorpora azucar en cantidad y se bate con una cuchara de café hasta que quede muy cremosa. Si se pasa apretando la cucharilla por la pared de la taza y no se oye que el azúcar rasca, el candié está perfecto. Se le puede añadir brandy de jerez.

El lejano dijo...

Yo no conocía esa palabra, que por cierto suena muy bien - como tantas otras palabras españolas en general y andaluzas en particular.

Hay que vivir en el extranjero para darse cuenta de hasta qué punto el español es bello. Y hay que oír a escritores extranjeros envidiarnos el sonido de ciertos vocablos españoles para darse cuenta de la suerte que tenemos los que escribimos en español. Yo conocí uno (hoy muy célebre, pero hace 25 años bastante menos), al que tuve la suerte de traducir y que no se cansaba nunca de oírme leerle sus propios escritos traducidos. Otra de sus grandes aficiones era abrir mi diccionario de sinónimos (el famoso Corripio) y descubrir la cantidad de buenas palabras que tiene el español para los conceptos que a él más le interesaban y lo sonoras que eran.

El lejano dijo...

Yo hablaba de la palabra "jardazo".

En cuanto a "candié" (otra palabra para mí desconocida) el DRAE la escribe "candiel" (definida como "Dulce preparado con vino blanco, yemas de huevo, azúcar y algún otro ingrediente"), pero no da la etimología, contrariamente este sitio:

https://definiciona.com/candiel/

en el que dicen: "Este vocablo etimológicamente procede del adjetivo “cándido” aludiendo al color blanco."