miércoles, 8 de febrero de 2012

Contrafiguras


Rutler, en su introducción a la edición inglesa de San Francisco de Asís de Chesterton, recuerda que un filósofo francés dijo que la peor tragedia es no ser santo; y que Chesterton asintió a su modo al afirmar que la mejor comedia es serlo. Debe de referirse a Léon Bloy, que escribió: “Sólo existe un dolor, y es no ser santo”. Yo confieso que a veces me he sentido tentado a contraponer la figura quejosa de Bloy con la jocosa de Chesterton, como los auténticos Heráclito y Demócrito cristianos, esto es, el filósofo que siempre llora y el que siempre ríe. Pero nunca me he decidido. El cristianismo disuelve al final todas las diferencias y he terminado apostando por Cioran como la auténtica contrafigura chestertoniana. Él sí apostó por la amargura y por un desbordante nihilismo, mientras que Bloy & Chesterton, cada cual según su humor, apuestan por la santidad, que es todo lo contrario. 

5 comentarios:

gatoflauta dijo...

No estoy del todo seguro de que decir que Cioran "apostó por la amargura" sea hacerle justicia. Apostar por algo es apoyarlo, incluso jugándose en ello el honor o el dinero. Y quien dijo, por ejemplo, "lo que sé arruina lo que deseo" (está en "Ese maldito yo"), no me parece a mí que apueste por la amargura (que, parece evidente, tiene que ver ahí con "lo que sabe", no con "lo que desea"), sino que sólo la reconoce y (si acaso) la padece, lo cual es muy distinto

Enrique García-Máiquez dijo...

Pues lo último que querría yo es ser injusto con mi querido Cioran... Pero ¿no se complacía un tanto en la desesperación el buen hombre? Su afición al suicidio, por ejemplo, era lo que le salvaba del suicidio, dijo mucho, y por eso le estaba tan agradecido. Véase, sin embargo, el horror incomparable que le provocaba a su contrafigura (con perdón) GKC.

Anónimo dijo...

No se si mi comentario es oportuno porque en la entrada se habla de "figuras" sobre las que siento mucho no poder opinar.
Lo que si tengo muy claro es que la llamada a la santidad es para todos los católicos y si puede ser de una manera alegre, mejor que mejor.
Un abrazo
Caty

Enrique García-Máiquez dijo...

Por cierto, Gatoflauta, muchas gracias por hacerme de auténtica contrafigura en el artículo de hoy del Diario de Cádiz. Así queda muy centrado el asunto.

gatoflauta dijo...

De nada, oiga; gracias las que usté tiene, y yo envidio (sanamente).