miércoles, 10 de octubre de 2012

Defensa propia


Quizá en el artículo no digo más que cosas muy sabidas, pero en mi defensa diré que lo hago en defensa propia. Me siento abducido, ¡a mi edad!, por el fútbol, como por la pereza, y en cuanto me descuido estoy leyendo con enorme interés las noticias sobre las molestias musculares de éste o sobre las quejas de aquél, o haciendo el análisis microscópico de las declaraciones de un entrenador. Este interés repentino y extemporáneo es como el mal que le dio a Alonso Quijano en la cincuentena: un tanto ridículo, como poco; y de peor calidad, por supuesto. El artículo de hoy es en legítima defensa (un catenaccio). Quiero volver a pasar, ¡quedarme fuera de juego!

18 comentarios:

Carmelo Cuesta dijo...

La película a la que te refieres no es "La gran evasión" (que es la de Steve Mc Queen intentando escapar en moto por los verdes montes de los Alpes, para acabar enganchado en una alambrada), sino una de John Houston, que en inglés se llamó "Victory", y en español "Evasión o victoria" (a nosotros como somos más idiotas, tuvieron que aclarárnoslo más). Es esa en la que salían Pelé y Ardiles, y Stallone hacia de portero. Ambas son sobre prisioneros de guerra aliados y campos de concentración, con nazis malos, muy malos y tontos, muy tontos;pero de futbol sólo trata la de Houston. Por lo demás, de acuerdo total.

Anónimo dijo...

En Israel una cadena (qué término tan propio) de t.v. ha estado informando del clásico durante varios días con una apabullante profusión de antecedentes, declaraciones y comentarios. Sólo entendía los nombres de los contendientes y de algunos jugadores. Por otro lado, curiosamente, se utilizaba el término clásico para referirse al enfrentamiento, ejemplo mínimo de cómo una potencia (futbolística en este caso) logra influir en el vocabulario de otros idiomas.
Josem

Enrique García-Máiquez dijo...

Muchas gracias, Carmelo, por señalarme el lapsus. Qué fallo. Y más gracias por dar algunas excusas en las coincidencias entre las dos películas.

Y más gracias todavía por el acuerdo.

SUSANA BENET dijo...

Pues yo cambio de canal cuando llegan los deportes.
Estoy leyendo tu "Pábilo vacilante"
y me está gustando mucho. El fútbol no te impide escribir bien. Saludos,

Angel Ruiz dijo...

Ya he contado mucho que dejé de ver telediarios hace cinco años y a la vez dejé de ver el fútbol; no fue ningún esfuerzo; simplemente dejaron de interesarme por motivos varios.
Y no puedo estar más contento de las dos cosas. Ahora, cada vez que veo un minuto de telediario me tiro de los pelos pensando en el tiempo que perdí viéndolos. Y del fútbol, idem.
Gracias a internet, ya no necesitamos que nos cocinen lo que deberíamos saber los cocineros de la fonda cutre de decoración pretenciosa. Siempre dependeremos de otros para la información, pero los telediarios ahora están en la escala más baja del rigor periodístico (me parece, no sé, que yo no veo ya telediarios).

Enrique García-Máiquez dijo...

Viajar, sobre todo si lo hacen por uno los amigos, es la mar de ilustrativo. Muy buena información esta de que "clásico" ha pasado al idioma universal, una variante hispánica de "derby". Gracias por la información, Josem.

Enrique García-Máiquez dijo...

Oh, Susana Benet y leyendo mi pábilo. Eso es un golazo por toda la escuadra. Muchas gracias.

gatoflauta dijo...

Un mínimo detalle: tiene Eliot un ensayo, de título "¿Qué es un clásico?" (1944), en que, a propósito de los distintos sentidos de la palabra, explica: "Y hay un libro muy interesante, llamado 'A guide to the Classics', que dice cómo elegir el caballo ganador del Derby". La primera edición de dicho libro es, según creo, de 1936; ahí, como se ve, está ya no sólo el uso del término "clásico" en cuestiones deportivas, sino su identificación con "derby". Sospecho, pues, que ambos usos proceden de la lengua inglesa. Por lo demás, yo, como Susana, también cambio de canal cuando llegan los deportes. Respecto a lo que dice Ángel del "rigor periodístico" de los telediarios, no sé cuáles serán sus términos de comparación para situarlos tan abajo; no, supongo, las tertulias televisivas o los informativos del tiempo de Franco, que yo, por edad, conocí y aún recuerdo. Es curioso, por lo demás, que su abstención, datando ya de cinco años, haya coincidido en el tiempo con la concesión al TD-2ª edición del Global TV Award, que lo reconoció como mejor informativo del mundo, en 2009, o el Global Media Peace Award en 2011, por su "rigor y exactitud" a la hora de informar. Como puede verse, y según la vieja frase, "para gustos se pintan colores".

AFLAUTADO dijo...

Perdón, Enrique, pero permíteme que me desco... de este último comentario del gatoaflautado.

Enrique García-Máiquez dijo...

A mí me ha gustado mucho, sin embargo, saber que lo de "clásico" también tiene un origen inglés. He pasado por eso de Eliot sin caer, qué apresurado lector soy, madre. Y como mi patriotismo es bienhumorado y correoso, me alegro ahora de que no fuésemos nosotros los que rebajamos la palabra "clásico", al menos no los primeros.

Anónimo dijo...

Y sin ir más lejos hoy Gistau celebraba a Bustos por haberse ido a un gimnasio a aprender boxeo y todo eso lo ponía en relación con el gran periodismo. Habrá que convenir que el periodismo es algo muy menor en relación con una cultura medio seria y resulta normal que se mezcle con la inmundicia deportiva.
Balaverde (bberry)

gatoflauta dijo...

Me complace, desde luego, que "Aflautado" se desco... con mi comentario anterior (supongo que se refiere a él); en estos tiempos, ser fuente de alegría, o siquiera de diversión, no es un mal título. Más me gustaría que explicase el origen de esa diversión suya: si está en la frase de Eliot, en la aplicación que yo hago de ella, o en los premios obtenidos por el TD-2ª edición (en cuyo caso, naturalmente, el mérito no es mío: yo me limito a informar). O quizá él valore altamente las tertulias televisivas o los telediarios del tiempo de Franco; si es así, ya dije que "para gustos se pintan colores", cosa que tampoco acabo de ver risible. No supongo que su diversión proceda de que cambie de canal al aparecer la información deportiva; no lo supongo porque eso mismo dijo Susana Benet, sin que ello, al parecer, le divirtiera. En fin, que me alegro de su alegría, pero no acabo de ver qué la produce.

Adaldrida dijo...

A mí cada vez me gusta más el fútbol, ¡hasta leo el Marca en los desayunos! Debe ser que no tengo tele.

AFLAUTADO dijo...

Alegría no, Gato, "descojone" (con perdón, EGM). Y no sea usted tan presuntuoso... ni tortuoso.

Angel Ruiz dijo...

Querido Gatoflauta: yo tenía en la cabeza sobre todo el telediario de Antena 3 y el de Tele 5 (y sobre todo me refería a ellos al hablar de ínfimo nivel), pero en realidad mi problema es más de aguantar una hora (¡y con noticias ordenadas por alguien distinto a mí!). Quiero decir: últimamente tengo problemas con el formato empaquetado (esté muy bien o muy mal empaquetado) y eso es lo que quizá explique que ya no vea telediarios ni lea periódicos de papel: internet me permite picotear en lo que me interesa y al ritmo que me interesa. Quizá podría ver telediarios más breves (cuando estuve en Alemania hace 20 años, el teledario más prestigioso duraba quince minutos) y con una selección de noticias más rigurosa, no sé.

Sergio Fernández Salvador dijo...

No luches, Enrique, déjate llevar. Los poetas tenemos que salir de ese armario. Viva er furbo.

gatoflauta dijo...

Gracias a AR por la educación y amabilidad de su comentario; empieza a parecerme, visto lo visto, que son cualidades demasiado raras. Por lo demás, mi tendencia es también a informarme más en internet que en la propia TV; supone, el hacerlo, una comodidad y libertad de horarios que mi vagancia estima. Pero creo también que estos últimos años, en TVE al menos, la información ha tenido un nivel (reconocido, como dije, internacionalmente), y unos profesionales, que es de justicia reconocer.

Balaverde dijo...

El buen tono no es tan raro en este blog, Gatoflauta. Figúrese que hay un tal Pedrete por aquí -seudónimo bajo el cual se esconde una monja progre, no me cabe duda- que es tan fino, tan fino, que dice tener "contradictores".