martes, 30 de octubre de 2012

El arte, nacional


Twitter se me queda corto. Ayer puse una cita de la más rabiosa actualidad de Maurice Ravel: “La ciencia es universal; el arte, nacional; la necedad, nacionalista", pero no me cupo explicar que lo auténticamente jugoso no es tanto lo de la necedad nacionalista, que va tan de suyo como la universalidad científica, sino lo nacional del arte. Es un tema que aquí ha ido saliendo sin querer con la vinculación umbilical de la literatura a la lengua materna, a la Matria, podríamos decir, que en nuestro caso, laus Deo, es inmensa, oceánica. Ravel pensaba que lo nacional vivificaba la música. En pintura, Ramón Gaya, que habló del Museo del Prado como "la roca española", sería un grandioso ejemplo, y también serviría Picasso, pongo por casso. Quien lo sabe vivir con una naturalidad absoluta es Pedro Serna


3 comentarios:

gatoflauta dijo...

A mí me parece que Picasso es, al menos, tan francés como español. Un caso parecido al del cretense "El Greco". Y, por otra parte, yo creo que el arte más valioso trasciende las fronteras nacionales. Es francamente posible que Carducci, un poner, sea indudablemente italiano; Dante va más allá de eso.

Ununcuadio Uuq dijo...

Me ha gustado la reflexión, nunca lo había pensado, y yendo por la línea de ser un don Quijote defendiendo la patria... está bien :)
Y Twitter se nos queda corto a todos, jaja

BV dijo...

Muy acertado lo de "el arte, nacional".
Dante escribió el Purgatorio para meter a todos sus paisanos en él, no tuvo que trascender mucha frontera.