sábado, 20 de octubre de 2012

Piedad, doble o nada


Mauricio, en el Persiles y Segismunda: “Soy cristiano católico, y no de aquellos que andan mendigando la fe verdadera entre opiniones.” Maravillosa cita, primero, por su piadosa declaración de principios del todo ortodoxa, y, segundo, porque salva la rectitud de intención de los otros cristianos, con una nota de ternura. 

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Un devoto sincero no es un perdonavidas. Y la fe no se mendiga. Pero claro, si entramos en el dogma del dos más dos, olvidémonos de ir conociendo las verdaderas intenciones divinas. Dios me libre de ser un santurrón.


Paquillo dijo...

¡Ya empezamos a no entender!

Anónimo dijo...

Me gusta mucho el comentario Anónimo, pero quizá no con la intención idéntica del que lo escribió:
Alguien con verdadera fe es un "perdonavidas" pero no por chulo sino por caridad: entiende y perdona. Siempre me ha irritado la intransigencia de que 2+2 sean 4, pero son 4. Para entender las oscuras intenciones divinas hay que estudiar muchas matemáticas. j

Anónimo dijo...

Veo en Mauricio a alguien que después de mucho pensar ha decidido aceptar el contenido de fe de la Iglesia romana, y no cuestionarse nada más. En las "opiniones" que rechaza veo el principio luterano de la libre interpretación de las Escrituras. He oído que para Chesterton quien quería meter la cabeza en el cielo era un místico, y el que pretendía meter el cielo en su cabeza era un loco. Mauricio parece renunciar a una y otra cosa.
Jilguero.

BV dijo...

El Anónimo del primer comentario sostiene uno de los dogmas del 2+2: que no pueden ser cuatro.
Dios me libre de no saber contar.

María dijo...

Pero la fe sí se mendiga. Se pide al menos y con insistencia si es preciso.
Cuando el Señor nos dice "Pedid y se os dará" termina aclarando que lo que hay que pedir es precisamente la fe.

Enrique García-Máiquez dijo...

Bien visto, María. O sea, que la piedad de Cervantes con ellos llega al extremo de reconocerles que están haciendo lo correcto. Gracias por señalármelo.

María dijo...

¿Me he perdido del todo?¿O esta respuesta era para mi otro comentario, el de criados y señores?
Perdona la avalancha pero ya sólo puedo leerte una vez en semana y todo a la vez!
Abrazos

Enrique García-Máiquez dijo...

El comentario a Criados y señores es también estupendo, pero ésta era para éste.

Y gracias mil por leerme una vez en semana. Es un regalo que te acuerdes. Un abrazo fuerte.