jueves, 16 de mayo de 2013

Cumpleaños y más


Hoy pensaba celebrar el cumpleaños por lo civil de Carmen con una enumeración pedagógica: todo lo que ha aprendido en estos tres años: andar, hablar, comer sola, saltar, tener amigas, encender la tele, ¡apagarla!, contar un cuento, recitar un poema, inglés... Pero estoy estremecido de pena y de alegría por la entrada Francisco Alba en la que felicita a su mujer, que ha perdido, por su cumpleaños. Así es: siempre celebraremos los cumpleaños de los que amamos, pase lo que pase, y después, cuando dejemos de contar el tiempo y ya no haya cumpleaños, lo celebraremos todo, tras el muro infinito. Así estaba yo, conmocionado, cuando, buscándole un poema a Suso, encontré éste de José Jiménez Lozano, que incidía:
PROTESTA 

La vida es para siempre, Dios,
 
¿ya no te acuerdas? 
Y santa Rita, Rita, 
lo que se da no se quita, 
o no juego contigo a más vida 
ni tampoco a más muerte. 
Siempre me haces trampa, 
me prometes, 
no te devuelvo nada, ya no es tuyo: 
Santa Rita, Rita, 
lo que se da no se quita, 
¿no te acuerdas?

Si volviéramos a bautizar a Carmen, le añadiría también el nombre de Rita a su C., su otra C., su B, y su G, para dejar las cosas claras. Ya no es posible --así de irreversible es el bautismo--, aunque con otra niña no lo dudaría. Pero el caso es que lo que se da no se quita, y que la vida, que celebramos hoy y muchos otros días, es para siempre, como a thing of beauty, gracias a Dios. 


9 comentarios:

Ununcuadio Uuq dijo...

Felicidades a Carmen! Espero que disfrute mucho, y los padres más.

Y claro, me he quedado estremecida con Alba y Jiménez Lozano (del que estoy disfrutando de sus artículos en "Ni venta, ni alquilaje", ¡qué crack, cuánto estoy aprendiendo!)

Isabel dijo...

¡Es verdad!, dejaremos de contar el tiempo.
Nunca nos faltará a pesar de no tenerlo.

Angel Ruiz dijo...

Mis felicitaciones por el cumpleaños de Carmen, en todas sus modalidades.
La entrada de Francisco Alba es admirable y conmovedora, lo mismo que el poema de JJL.

BV dijo...

¡Enhorabuena a Carmen!

Lo de Alba es admirable. Bloy se refería a la llegada del Paráclito como el "sublime momento que hará estallar todos los relojes".

Enrique García-Máiquez dijo...

Uno tiene claro que a un hijo, al tenerlo, le regalas el mundo, pero lo de Francisco Alba y lo de JJL te demuestran que, de una manera bastante limitada, pero imprescindible, le regalas también mucho más.

Kris Kelvin dijo...

Habrá que dejar a un lado los años (que no son nada) y no parar nunca de celebrar los cumpleaños (que son eternos)

Un saludo

Enrique García-Máiquez dijo...

Inmenso comentario, que casi envidio, Kris.

Kris Kelvin dijo...

Usted me lo ha dictado al oído, ¿o es que no se acuerda?

Es hijo suyo...

CB dijo...

ay qué penita que llego tarde.
Muchísimas felicidades para Carmen y para toda la familia. Cuántísimasas cosas ha aprendido y cuantísimas nos ha enseñado.
Es así regalamos y nos regalan, todos los que amamos y el gran regalador, eternidades.
Y el muro (el muro de sombra dice Ungaretti) nosotros no podemos escalarlo, pero desde el otro lado se lo saltan sin problema, se lo saltan sin parar. No hay muro desde el otro lado.
Besitos para Carmen. Lo que daria por oírla recitar ese poema.