martes, 14 de mayo de 2013

Parejita


Con la primavera empiezo a descubrir alumnas de mi IES que no había visto jamás, como sabéis de otros años. También se forman más parejas. Yo tiendo a ver esas parejas descompensadas, con las chicas mucho más monas que los desgarbados preadolescentes. Alguna vez he pensado preguntar a alguna compañera si le pasa lo contrario, como me temo, pero me ha dado vergüenza. 

Este año he descubierto una pareja muy chula. Muy equilibrados, en todos los sentidos, charlan bastante, se ríen, sonríen siempre. No se abrazan incesantemente. Pasean. En una puerta, dejé pasar a ella, y él dijo: "No, pase ahora usted". Da gusto cruzárselos. 

Y me dan melancolía, me he descubierto con sorpresa. Las otras parejas que se forman, no, pero ésta, ay, ésta, que sentimentalmente —no doy clases a ninguno de los dos— he adoptado en secreto, sí. Les queda tanto. Tienen tantas posibilidades de pelearse o de equivocarse o qué sé yo…

9 comentarios:

BV dijo...

Me pasa constantemente, imaginar los plátanos absurdos que montará ella, las cagadas inenarrables de él... Cualquier higienista eugenésico los caparía para evitarles el sufrimiento.

releante dijo...

Pues si que es raro encontrarse hoy en día una pareja así, a ver si duran, y si lo ves, ya nos lo contarás. Un abrazo

Anónimo dijo...

Me pasa como a ti, igual. Ellas, mucho más monas, mucho más airosas, garbosas...
(Una compañera.)

Anónimo dijo...

Pero ese "les queda tanto" no tiene por qué ser, necesariamente, negativo. Yo le pondría un tonillo como de... envidia. ¡Qué suerte! Afortunadamente, el futuro está escondido y hay que labrárselo. O sea, que está en sus manos. Pero, todo eso ya lo sabes. Eres un sinvergüenza -con cariño ¿eh?- por provocarnos... BB

Anónimo dijo...

A cierta edad se siente ternura por los adolescentes. Cuando se pasa cierta barrera, por los padres jóvenes.

Anónimo dijo...

Un poco vieja del visillo, pero con su punto emocionante. Gracias!

Enrique García-Máiquez dijo...

Touché, y gracias. Grandes comentarios todos los de hoy. Así da gusto.

gatoflauta dijo...

Hombre, soy (como todos) parte interesada, y por tanto difícil que sea ecuánime, en eso de la mayor belleza de las chicas. Pero, aun suponiendo que eso fuera objetivamente verdad, no todo está en la belleza física, ¿no? Recuerdo un comentario leído hace ya tiempo en una de ésas llamadas "revistas femeninas", que encontré muy acertado. Decía el autor, o autora (no me acuerdo), que dar a eso excesiva importancia es como recibir un regalo y quedarse admirando el envoltorio. Bien está que sea atractivo; pero el regalo es lo de dentro, oiga.

Dal dijo...

Según aprendí el otro día al entrar en misa, intentando que pasase un señor mayor después de Carmen, el protocolo determina que el novio no debió dejarte pasar, sino tú a él. Cuando un señor acompaña a una señora tiene prelación, me explicó encantado el buen señor.