viernes, 3 de mayo de 2013

"¿Es noble?, ¿es noble?"


De no andar a vueltas con El Quijote, yendo de escudero de Nicolae Steinhardt, que buen caballero era, no habría caído. Esto de "caer" a cuenta de don Quijote, ya es una señal. Pero no perdamos el hilo. El pediatra nos preguntaba si Carmen era noble, si Quique era noble. Lo normal es que la pregunta me hubiese extrañado y ya está o que, siendo el médico tío mío, le hubiese replicado: "Pues tú sabrás, tío Nono, que son de tu sangre". Error… que no cometí. Nos preguntaba si eran nobles por ver si aceptaban la medicación sin montar gran alboroto. Y yo, que como digo estaba sobre aviso, vi claramente la belleza, que es precisión, de la pregunta. Explica Steinhardt que los atributos de la aristocracia verdadera son la libertad y la confianza. El niño que abre la boca y se toma sin rechistar lo que le da su padre es nobilísimo. 


6 comentarios:

Ignacio Trujillo dijo...

Pues los míos hay veces que parece que tienen los treinta primeros apellidos reconocidos desde la Edad Media y abren la boca aristocráticamente enseñando la noble dentadura, otras sin embargo son de un plebeyo que asusta y gritan como posesos. No sé, dependerá qué sangre prime, si la del padre o la de la madre...

Ignacio Trujillo dijo...

Pues los míos hay veces que parece que tienen los treinta primeros apellidos reconocidos desde la Edad Media y abren la boca aristocráticamente enseñando la noble dentadura, otras sin embargo son de un plebeyo que asusta y gritan como posesos. No sé, dependerá qué sangre prime, si la del padre o la de la madre...

Jesús Sanz Rioja dijo...

Sublime el artículo, muchacho. Lo guardo para releerlo de vez en cuando.

Enrique García-Máiquez dijo...

Sí, varía. Carmen es muy noble con las medicinas, rayando lo snob, porque le entusiasman; y Enrique es bastante noble, sobre todo si se las doy yo.

Y gracias, JSR. Hoy me acordaba mucho de ti con gran agradecimiento, pues siguiendo tu consejo me he puesto con Los dos pastiches proustianos y qué risa. Gracias, una vez más, por el consejo.

RETABLO dijo...

Nobles son los que nacen con obligaciones.

Es lo que decían en la España del XVII.

Enrique García-Máiquez dijo...

Muchas gracias, Retablo. Me apunto esa definición, tan nítida y auténtica.