martes, 8 de marzo de 2011

Ante otro aforismo idiota

Un aforismo idiota pertenece, como los poemas malos, a ese tipo de entes fantasmagóricos en los que se funden dos características asombrosas: son, por un lado, completamente imposibles y, por otro, se los encuentra uno cada dos por tres. Y, a veces, entre sus papeles.