jueves, 3 de marzo de 2011

Plinio revisitado (y 2)

Esta entrada es una autocorrección. Hablé de reciclaje, porque me pudo la dichosa ansia de ser ingenioso. En realidad, es todo mucho más elemental, inmediato, sensitivo y delicioso, bastante menos medio ambiental:
No hay libro malo
que no tenga algo bueno:
el placer de cerrarlo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

carlos dijo:

Buenísima esa coplita.

Anónimo dijo...

Carlos dijo:

Esta es mucho mejor que la de ....reciclarlo.

Ignacio Trujillo dijo...

¡Muy bueno!
También sirven para la balda más baja de la estantería, donde los niños, Carmen, "aprenden" literatura.

Gonzalo dijo...

Buena la copla, pero inmensa la propuesta de Ignacio.