lunes, 3 de agosto de 2015

Haiku de Carmen


Leonor ha vuelto al trabajo. De mi primer día de Rodríguez invertido (a falta de mejor nombre) solo en la playa con los niños, habría mucho que contar y no todo bueno. Pero Carmen, sin que yo la animase de ningún modo, ha venido a decirme una poesía que se le había ocurrido. Ya eso es sorprendente. Luego está la entonación, que sí que puede haberme oído. Y está, sobre todo, el haiku.

Yo jamás le he leído haikus, porque me parece un género muy poco infantil. Luego he intentado mejorar el que Carmen ha hecho y no he sido capaz. Oídlo:

haiku_de_Carmen.mp3

Cuando Leonor me ha preguntado qué tal la mañana. Le he dicho, entusiasmado: "Inmejorable". Y no he mentido.