martes, 11 de enero de 2011

Himno

Los contrarios a la guerra de los Boers cantaban en sus rondas por las calles de Londres este hermoso himno, altamente inspirador:
Somos los enemigos de la guerra y la sangre
y nadie nunca nos llamará cobardes,
¡nunca, nadie, jamás!
Si algunos nos pretenden resistir,
les partiremos la nariz.
¡Somos de la Brigada de la Paz!

7 comentarios:

V.O. dijo...

We're the enemies of war and bloodshed,
And none shall make us afraid.
If they venture to oppose
We'll dot 'em on the nose.
We're the boys of the Peace Brigade.

Javier de Navascués dijo...

Esas cosas tan bonitas y tan pacíficas que tiene el pacifismo cuando se organiza en forma de manifestación.

Adaldrida dijo...

¡¡¡Brutal!!!

AFD dijo...

Genial!

blaudonau@telefonica.net dijo...

Trágala, trágala,
trágala, perro,
tú que no quieres
lo que yo quiero.
Trágala, trágala,
tú, carlistón,
tú que no quieres
Constitución!

Anónimo dijo...

No he podido encontrar ninguna referencia en la web a esta letra tan llamativa.
¿Sería tan amable de compartir la fuente?

Un saludo.

E. G-Máiquez dijo...

Gracias por el interés, don Anónimo. La fuente es Titterton, que formaba parte de esa Brigada de la paz, en su libro G. K. Chesterton, a portrait que próximamente editará en España la editorial Rialp.