jueves, 6 de enero de 2011

Un regalo de Reyes

Teniendo en cuenta que él no comulga con el tiempo sagrado del ritual que pauta mi vida, qué fino ha estado Antonio Rivero Taravillo haciéndome, justo hoy, este regalo de Reyes.

4 comentarios:

Ignacio Trujillo dijo...

¡Me alegro un montón, Enrique, con este regalo de Reyes! Denota la grandeza de tus poemas y del que "sin comulgar con el tiempo sagrado del ritual que pauta tu vida",es capaz de reconocerlo. Lo que hace dóblemente válido lo primero.
Yo también he tenido un día redondo, a pesar de traer y llevar regalos de un lado para otro con toda la caterva a cuestas. O quizá por eso. Los Reyes nunca defraudan...mi Capitán, ¡digo mi Cabo!

Anónimo dijo...

Los Reyes sólo regalan cuando nos hemos portado bien...
Jilguero.

Kris Kelvin dijo...

Encontré su libro STOP Lo compré y lo leí STOP ¡Qué envidia! STOP

Suso Ares Fondevila dijo...

"De la década", ahí es nada.
Grande enhorabuena, Enrique.