jueves, 6 de abril de 2006

Adivinanza

Leyendo Cantos populares españoles encuentro una adivinanza que quisiera proponer:


Un hombre murió sin culpa
cuya madre no nació;
y su abuela era doncella
hasta que el nieto murió.


A mí el texto me parece estupendo. Y me asombra su carácter popular, pues para resolver el enigma hay que manejar bastante cultura general. Más aún, hace falta instinto poético, metafórico, que no sé si tendrá el pueblo de ahora.

A lo largo de la mañana, voy a proponérselo también a mis alumnos [y alumnas, sí, y alumnas], no para someterlos a otra prueba. La prueba será para mi fe, bastante mermada ya, en el progreso.

[Mañana, si nadie da con ella antes, colgaré la solución y, en todo caso, el resultado de mis investigaciones.]

1 comentario:

Post Scriptum dijo...

Como ya han terminado los exámenes, los alumnos brillan --nunca mejor dicho-- por su ausencia. Le planteo, pues, el acertijo a mis compañeros por los pasillos del instituto. Me miran con perplejidad, no sé si por el acertijo o por las cosas a las que me dedico. El caso es que no dan con la respuesta. Y caigo en que probablemente yo tampoco lo hubiese acertado de no habérmela dado el libro. Eso no quiere decir nada a favor de la época, sino todo lo contrario: como nos previno Borges, uno, como sus compañeros de trabajo, es irremediablemente contemporáneo. Ánimo.