jueves, 20 de abril de 2006

Yo tampoco sabía que nación era esto

El Eztatuto andaluz nos va a declarar, por lo visto, realidad nacional. Arsa, salero. No hay nada más alejado de los intereses y los sentimientos de los andaluces. Después de estos meses en los que he andado dolido por España, como un hombre de la generación del 98, ahora resulta que lo de los catalanes es como esto de aquí, papel mojado (aunque del Boletín oficial) imponiendo algo como realidad que es, en el mejor de los casos, virtual.

Los nacionalistas de Barcelona, se han enfadado porque quieren ser diferentes, ea, como Fraga:
"Catolonia is not
Spain, is diferent".

La cosa tiene su lado dramático, desde luego, y escribiré un artículo serio sobre el asunto en el periódico... Pero dentro de dos o tres semanas, cuando deje de reírme de los hunos y de los hotros.

6 comentarios:

Fernando do Vale dijo...

Muchas veces olvidamos la etimología de las palabras, de tanto usarlas no nos damos cuenta de su significado originario. ¿Por qué avergonzarnos de la palabra patiria? No soy filólogo ni nada parecido pero ¿"patria" no viene de padre? La tierra de nuestros padres, ¡que mejor manera de difinir a España! Yo me enorgullezco de ella, de toda ella tal y como aparecía en los mapas físicos y políticos que estudiamos en el colegio. Y aunque no esté el horno para pollos (por lo de la gripe aviar)
recuerdo con emoción el poema de Darío "Salutación del optimista", donde además del mágnífico arranque quiero señalaros un verso significativo:
"abominad las manos que apedrean las ruinas ilustres" Le suena algo, Mr. Shoemaker?
Un abrazo, Enrique.

E. G-Máiquez dijo...

El verso es espléndido y me deprime un poco no haberme dado cuenta de él hasta tu comentario. Pero todo tiene remedio. Lo memorizo inmediatamente: sirve para ZP y para tantos otros... Mil gracias, compatriota del Alentejo.

Fernando do Vale dijo...

Gracias por lo de compatriota. Ya Tomé de Burguillos consideró a Camoens como tal, si me permiten los usuarios la comparación. Por mi parte, en lugar de secesiones yo abogo por uniones: Portugal y España por una nueva patria: La Península Ibérica. Qué hermoso también el término íbero!
Aunque en mi caso, como dirían los castizos, yo soy más bien "entreverao". Saludos, don Enrique.

E. G-Máiquez dijo...

Gracias por la nueva cita, que también se me había pasado por alto, a pesar de que soy muy tomista (de Tomé, en este caso). Eres un pozo sin fondo.
Y, luego, qué alegría. Ya sospeché algo cuando me hablaste de tu patriotismo y de los mapas físicos: ¡eres iberista! Cuenta conmigo siempre en eso. Yo me esfuerzo en leer portugués y en traducirlo para que Camoens, Pessoa, Torga, Andrede y cía, sean mis compatriotas. Y también para saltar el Atlántico...
Abrazos,
Enrique

Anónimo dijo...

Yo llevo varios años fuera de andalucia y me pone la carne de gallina pensar que cuando vuelva me encuentre una nacion.

¿Nacion? ¿para que?

E. G-Máiquez dijo...

No sé si vive fuera de España, pero en ese caso prepare su carne de gallina por si cuando vuelve no encuentra una nación...
Abrazos