domingo, 16 de abril de 2006

Domingo de atasco y de Resurrección

Por andaluz y por orteguiano, cada vez me siento más conforme con mi naturaleza vegetal, de hondas raíces hincadas en la tierra. Los turistas y mis amigos viajeros como pájaros pasarán el día más importante de la Semana Santa metidos en un atasco, con la melancolía de la vuelta y el mal humor de los cláxones [¿sic?]. Los sedentarios celebraremos este día de recién recuperada tranquilidad paseando por una playa que, de nuevo, huele a mar.

3 comentarios:

Jesús Beades dijo...

Y yo -envidia cochina- lo pasaré con Rocío Arana, que dice que "está escribiendo mucho", así que imagínate. Tendrá que empezar recitándome los tres poemas que nacieron de su reciente visita a Puerto Rico.

Mi propuesta de nombre para el blog comunero te la envío por iméil.

E. G-Máiquez dijo...

Cochina envidia, sí. Rocío, "Llir entre cards", bien vale una playa...

Adaldrida dijo...

Soy la de la envidia cochina, y digo que Beades s todo un caballero "fermoso cavallero". Y a Enrique, que bien vale cualquier actividad (incluso el sueño), por esta conversación interminable.